Los derechos de las mujeres en los debates organizados por el TSE

Más allá de los compromisos que adquieren las candidatas y los candidatos en sus programas electorales, las personas obtienen información acerca de las propuestas de gobierno principalmente a través de medios de comunicación y redes sociales. Por ello, es relevante analizar los planteamientos en relación con los derechos de las mujeres en el discurso de quienes se postulan a la presidencia cuando se expresan en entrevistas y debates. Los debates organizados por el Tribunal Superior de Elecciones los días 7 y 8 enero ofrecieron una buena oportunidad para ello, ya que contaron con la participación de todas las personas candidatas a la presidencia.

Este ejercicio de análisis no nos presenta un escenario prometedor para las mujeres en Costa Rica. De hecho, si el compromiso con los derechos de esta mitad de la población se midiera a partir de la participación los candidatos y la candidata en dichos debates, se podría concluir que este no es un aspecto de relevancia en la agenda de los partidos y no lo será, por tanto, en el próximo gobierno.

Se mencionaron algunos derechos particulares de las mujeres, pocos, y entre los numerosos temas abordados, como la pobreza, la seguridad, la política fiscal, la protección social o el empleo, fueron muy escasas las menciones a la especificidad de las mujeres. El análisis de estos debates muestra además otras facetas de interés que repasamos en este artículo. 

Violencia contra las mujeres

El candidato del Partido de los Trabajadores, Jhon Vega, en su turno de pregunta cuestionó a la candidata de Renovación Costarricense, Stephanie Campos, sobre las propuestas de su partido con respecto a la erradicación y prevención del femicidio. Vega empleó además su turno de réplica para dar a conocer las propuestas del PT al respecto.

Necesitamos medidas muy concretas para combatir la violencia machista (…) centros de acogida, subsidios, empleos para mujeres agredidas que hoy no están garantizados y claramente las medidas protectoras que hoy existen son insuficientes y no protegen la vida de estas mujeres.

Jhon Vega, Partido de los Trabajadores

Stephanie Campos por su parte no logró responder con propuestas concretas para la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Tenemos que proteger a la mujer no solamente evitando que haya un femicidio, si no también desde la educación (...) Creo que aquí es cero tolerancia a aquellos hombres que agreden físicamente a las mujeres o que quieran acabar con su vida.

Stephanie Campos, Renovación Costarricense.

Es de destacar que la violencia contra las mujeres y el femicidio no fueron problemas abordados por los candidatos a la hora de hablar de uno de los temas centrales de esta campaña, la seguridad.

El cuido de niñas y niños en la agenda de algunos partidos

Dos candidatos, Jhon Vega y Rodolfo Piza (Partido Unidad Social Cristiana – PUSC), se refirieron a los servicios de cuido infantil brindados por el Estado. El primero, propone la universalización de este servicio, mientras que el segundo aboga por mantener los programas que han funcionado hasta la fecha.

Hemos hablado también de la universalización de los sistemas de cuido.

Jhon Vega, Partido de los Trabajadores

Mantendremos los programas que han funcionado, los hogares comunitarios, las redes de cuido.

Rodolfo Piza, PUSC

Para las mujeres, contar con opciones de cuido de niñas, niños y personas dependientes es un asunto central. Sin embargo, este fue un tema muy marginal en los debates.

Desconocimiento de los estándares nacionales e internacionales sobre los derechos de las mujeres

Es de destacar, que en las escasas menciones a los derechos de las mujeres realizadas durante los debates, se evidenció un conocimiento limitado de la normativa y los estándares internacionales relativos estos  derechos.

En este sentido, al referirse a las formas de violencia que viven las mujeres, la candidata de Renovación Costarricense solo hizo mención a las manifestaciones más explícitas como la violencia física o la sexual, dejando por fuera otras formas recogidas en la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, conocida como Convención Belem do Pará y en la normativa nacional, como la violencia psicológica o la violencia patrimonial.

La mujer ha venido siendo agredida, no solamente a nivel biológico, a nivel físico, a nivel de las leyes, o a nivel quizás sexual.

Stephanie Campos, Renovación Costarricense.

Por otro lado, el candidato del Partido Unidad Social Cristiana, Rodolfo Piza, en respuesta a una pregunta sobre las propuestas específicas de su eventual gobierno para mejorar la condición de vida de las niñas y las mujeres, hizo referencia a la necesidad de garantizar igual salario por igual trabajo a las mujeres.

(…) que no se les pagarán salarios por debajo del salario de los hombres que trabajan en la misma actividad.

Rodolfo Piza, PUSC

Sin embargo, el Convenio núm. 100 sobre la igualdad de remuneración de la OIT, ratificado por Costa Rica en 1960, incluye una protección mayor, ya que establece que se debe garantizar un salario igual por un trabajo de igual valor. Es decir, la exigencia de igualdad no se limita a cuando se trata exactamente del mismo trabajo. Esta es una aclaración importante ya que es usual que actividades que no son iguales, pero sí son similares, cuando son consideradas femeninas se remuneren peor que cuando se consideran masculinas. Es de destacar además, que el candidato no señaló cuál sería su estrategia para garantizar la igualdad salarial. 

Los derechos sexuales y los derechos reproductivos en el punto de mira

En algunas ocasiones, las referencias a los derechos de las mujeres se realizan desde enfoques regresivos, que buscan provocar retrocesos a conquistas alcanzadas en las últimas décadas. Esto es así principalmente en el caso de los derechos sexuales y los derechos reproductivos.

En este sentido, el candidato Antonio Álvarez, del Partido Liberación Nacional (PLN), planteó sustituir la educación sexual que actualmente se imparte en el sistema educativo público, en respuesta a las demandas realizadas en los últimos meses por grupos conservadores.

Quiero ser presidente para que vos podás recibir una educación sexual diferente de la que se está dando, y debo decirte que soy enemigo y no creo en la ideología de género.

Antonio Álvarez, PLN.

Asimismo, Antonio Álvarez, el candidato del PLN señaló oponerse al aborto. También Stephanie Campos se declaró en diferentes momentos provida.

(…) Soy un candidato y seré un presidente provida que me voy a oponer al aborto.

Antonio Álvarez, PLN.

Al respecto hay que aclarar que en Costa Rica la interrupción del embarazo se considera no punible cuando la vida o la salud de la madre está en peligro (Art. 121, Código Penal).

Las mujeres poco presentes en los equipos de gobierno

En ambos debates algunos candidatos se refirieron a la composición de sus equipos de gobierno proporcionando nombres de personas que conformarían sus gabinetes. Es significativo que de las 46 personas mencionadas solo 10 (21,7%) son mujeres. Información más detallada sobre este aspecto puede ser consultada en la siguiente infografía.

tse

Etiquetas